Melissa

Melissa

Cali, Colombia

Lo que me motiva es saber que me aman con todo lo que soy, saber que hay un espacio en dónde todos son bienvenidos.

Melissa está estudiando su último semestre de Psicología y es voluntaria de Alpha en Cali, apoyando en las universidades. Conoce un poco más sobre lo que piensa acerca de la fe y de la vida:

Donde hay vida, hay esperanza”… esto le escuché decir a una amiga venezolana cuando su bebé estaba muy enfermo y los médicos daban por sentado que no había mucho por hacer. Desde ese día hasta ahora, esta frase ha marcado la forma en la que veo la vida: la vida es una oportunidad… para amar, para errar, para sonreír, para aprender, para preguntar y explorar.

Ver la vida de esta manera, hace que a pesar de los días no tan buenos, podamos seguir adelante. Cada día trae algo nuevo, cada día tenemos una nueva oportunidad para despertar y probar algo diferente.

Creo que en la vida es casi imposible no caer en la rutina, siendo estudiante universitaria y al mismo tiempo trabajar medio tiempo, es muy difícil salir del horario y agenda planeada, incluso con una semana de anticipación. Pero, también creo que el no caer en la rutina depende de la actitud con la que decidas hacer las cosas.

Puedo decir que amo lo que hago, amo la carrera que estudio, amo mi trabajo, así que a pesar de hacer prácticamente las mismas cosas una y otra y otra vez, mi actitud es: no cansarme de hacerlas. Es saber que  lo que trabajo tiene un propósito.

El poder estar para otros, ayudar a crear un ambiente seguro y de confianza en el que los demás puedan ser escuchados y puedan ser ellos mismos, nunca dejará que tu vida sea rutinaria.

A medida que pasan los años y me conozco más y más, me sorprende el hecho que personas que me conocen, que han visto lo bueno, lo feo y lo malo, es decir conocen realmente quién es Melissa, sin máscara alguna, me aman de manera genuina, me aceptan y me apoyan.

Soy algo difícil de tratar, bastante solitaria y sincera, lo que hace que pueda llegar a herir muy fácilmente, sin embargo hay personas que me aman tal cual soy y eso me inspira a seguir cada día. Es precisamente esto, el saber que me aceptan a pesar de mi realidad, me impulsa a seguir explorando, viviendo y amando.

Así que lo que me motiva cada día a seguir es saber que me aman y me aceptan con todo lo que soy, y saber que yo puedo contribuir a generar ese espacio en dónde todos son bienvenidos con todo lo que son.

Cuando pienso en la fe, me encanta como Alpha la define: es simplemente confiar, es tener confianza en aquello en lo que crees. Es como cuando monto en bicicleta, sentir el viento en mi cara es la sensación más increíble de libertad, ver el camino por el que voy y disfrutar el momento, confiando que hay un camino por el que debo ir, y que en éste no voy sola.

Una de las grandes preguntas que al hacerla ha marcado mi vida, ha sido acerca de la fe. Precisamente antes de explorar un camino de fe, vivía pretendiendo tener una moral intachable, sin embargo en realidad era frágil y con una coraza quebradiza, depositaba mi fe en mis logros, en lo buena que podía ser en alguna cosa y en la admiración que despertaba en otros.

Buscaba ser intachable, casi perfecta, pero me di cuenta que me agotaba el hecho de querer tener feliz y maravillados a todos a mi alrededor. Por eso ahora que he comenzado a explorar la fe y la vida, he logrado descubrir mi autenticidad como persona, simplemente he decidido ser yo.

Por nuestra cultura latinoamericana, la fe pareciera ser algo complicado y difícil de entender, sin embargo es algo muy sencillo. Si la gente se detuviera un momento a seguir explorando las grandes preguntas de la vida, al final creo que el tener preguntas puede impulsarte a seguir avanzando y crecer en muchos aspectos de tu vida. 

Cada pregunta que tenemos es una oportunidad para explorar y descubrir algo más. Todos llevamos una pregunta única. ¿Cuál es la tuya? #PruebaAlpha

Find an Alpha near you

Try Alpha

Find out more about Alpha

Learn more